君安旅行社

吕凡大使就中美贸易摩擦在《阿贝赛》报发表署名文章

2018年10月18日 12:56 来源:中国驻西班牙使馆


/

  17日,驻西班牙大使吕凡在西主流媒体《阿贝赛》报发表署名文章,就中美贸易摩擦阐释中方立场,全文如下:

  4日,美国副总统彭斯在美智库哈德逊研究所就美中关系发表演讲,其中对两国关系的历史、现状和未来发表了一些错误的看法,我对此不敢苟同。作为中国驻西班牙大使,我想与诸位读者分享几个观点:

  一、中美经贸合作的本质是互利共赢的。中美经贸关系的发展,是中美两国政府和企业共同努力的结果,绝不是谁向谁单方面施舍,也不是一方向另一方的不断索取,更不可能是美方帮助“重建”中国。中国的发展成就来自坚定不移推进全面深化改革、扩大对外开放,依靠的是中国人民自身的辛勤努力,得益于同世界各国的互利合作。事实上,长期以来美国从中美经贸合作中获得了广泛、巨大的经济利益,甚至是比中国更多的商业净利益。我想如果这种合作不是互利共赢的,没有人能够坚持长达20多年。

  二、中美关系出现困难的责任不在中方。我们不回避面临的困难,也不否认中美双方在很多问题上存有分歧,但我想强调的是,这场中美贸易摩擦是由美方一手挑起的,责任不在中方。正是美方一再对中国输美产品加征关税,中方才不得不作出反应,这属于“正当防卫”。我们都知道美国对华贸易逆差是多种客观因素共同作用的结果,是由中美两国比较优势和国际分工格局决定的。我在不同场合多次强调过,中方不愿意打贸易战,贸易战没有赢家,也终将难以持续。几天前,国际货币基金组织甚至预测这次贸易争端可能会对世界经济带来负面影响。

  三、中方对中美关系的未来依然充满期待。中国的对美政策是一贯、明确的。我们致力于同美方一道努力,实现不冲突不对抗、相互尊重、合作共赢。我们愿意在平等互利的前提下同美方开展政治对话、贸易往来、军事交流。但是解铃还须系铃人,归根结底现在球还在美国这边。希望美方能够端正心态、尊重事实,放弃冲突对抗的旧思维,坚持合作共赢的正道,重新回到谈判桌前。只有这样才符合中美关系的长远利益,才符合时代发展的滚滚潮流。中美作为两个安理会常任理事国,理应承担起国际社会赋予我们的职责。当前世界上还有许多问题需要我们携手解决,我们期待着美方同中方一道相向而行!

  当今世界正处于百年未有之大变局,面临的问题和挑战前所未有,任何一个国家都不可能独善其身。中国与包括西班牙在内的欧盟是国际多边贸易体系的坚定捍卫者和全球治理的重要参与者,中国将继续与西班牙一道,为推动建设自由开放型的世界经济和相互尊重、公平正义、合作共赢的新型国际关系而共同奋斗。

  西班牙语原文:

  El 4 de octubre, el vicepresidente estadounidense Mike Pence, en una intervención hecha en el Instituto Hudson, expuso ciertas opiniones equivocadas respecto a la historia, el estado actual y el futuro de las relaciones entre China y Estados Unidos. Con estas opiniones no puedo estar de acuerdo. Como embajador de China en España, quiero compartir con el lector los siguientes puntos de vista míos。

  En primer lugar, la cooperación económica y comercial entre China y Estados Unidos se basa en el beneficio mutuo y el ganar-ganar。

  El desarrollo de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países ha sido resultado de los esfuerzos de los Gobiernos y empresas de ambas partes; no se atribuye en absoluto a favores unilaterales de uno u otro, tampoco significa una constante demanda de una parte a la otra, y menos aún la ayuda estadounidense a China para su “reconstrucción”。

  El crecimiento de China se debe a su firme tesón para profundizar integralmente la reforma y ampliar la apertura al exterior, así como a la tenacidad del conjunto del pueblo chino en estas tareas; es resultado de la cooperación de beneficio mutuo de todos los países del mundo. De hecho, durante largo tiempo EE.UU. ha adquirido considerables y enormes beneficios económicos de la cooperación económica y comercial entre los dos países, incluso intereses comerciales netos mucho mayores que los obtenidos por China. Creo que si no hubiera sido por el beneficio mutuo y el ganar-ganar, esta cooperación no habría podido perdurar más de 20 años。

  En segundo lugar, China no es responsable por los problemas surgidos en las relaciones entre ambos países. 

  No eludimos las dificultades que tenemos enfrente, pero tampoco negamos la existencia de discrepancias que mantenemos en muchos problemas. Sin embargo, lo que quiero destacar es que las fricciones comerciales han sido provocadas por EE.UU., y la responsabilidad no es de China, la que se ha visto a actuar cuando EE.UU. viene aumentando una y otra vez impuestos arancelarios sobre los productos chinos. Se trata de una “defensa justa”。

  Sabemos que el déficil comercial de EE.UU. que aparece en su comercio con China es producto del efecto de muchos factores objetivos, y ha sido determinado por las ventajas comparativas y la división internacional del trabajo. He expresado en varias ocasiones que China no quiere una guerra comercial, porque nadie saldrá vencedor de ella, que es difícil de sostenerse. Hace poco el Fondo Monetario Internacional ha pronosticado los efectos negativos de las fricciones comerciales en la economía mundial。

  Por último, China aún mantiene esperanza en el futuro de sus relaciones con EE.UU。

  Nuestra política para con EE.UU. es coherente y definida. Lo que procuramos es dedicar esfuerzos, junto con EE.UU., a desarrollar unas relaciones basadas en la no confrontación, el respeto mutuo, la cooperación y el ganar-ganar. Queremos mantener, en función de la premisa de igualdad y beneficio mutuo, los diálogos políticos, el comercio y el intercambio militar. En definitiva, quien enreda la madeja tiene que desenredarla, y ahora la llave está en manos de EE.UU., al cual deseamos que enderezca la posición, respete los hechos y renuncie a la mentalidad de conflicto y confrontación, para seguir el camino de cooperación y ganar-ganar y volver a la mesa de negociaciones. Sólo de esta forma se corresponderá a los intereses de largo plazo de las relaciones bilaterales y al desarrollo de la época actual。

  Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, China y EE.UU. deben asumir las responsabilidades que le confía la comunidad internacional. Teniendo en cuenta los numerosos problemas que requieren nuestra solución conjunta, esperamos que ambas partes marchemos hacia la misma dirección。

  El mundo actual se encuentra en una situación cambiante nunca vista en el último centenario, y afrontamos problemas y retos sin precedentes, por lo que ningún país puede mantenerse apartado y preocuparse de sí mismo antes que de los demás. Al igual que España y otros países de la Unión Europea, China es firme defensor del sistema multilateral de comercio e importante participante en la gobernanza global。

  Seguiremos trabajando con España para impulsar la construcción de una economía mundial libre y abierta, y de unas nuevas relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la igualdad, la equidad, la cooperación y el ganar-ganar。

[编辑:页丛槿]